jueves, 19 de enero de 2012

...Vida Nueva

Qué sí, que ya vale de llorar por los rincones, de sentirme la más desgraciada del mundo cuando casi no hay motivos para ello. Que no se puede pasar una la vida compadeciéndose de su propia miseria, que las cosas son como son y, si han venido así, pues mala suerte. Hay que echarle un par de cojones a la vida y sacar la cabeza, que nada va a solucionarse porque sí, que sí yo no haga nada para remediarlo nadie lo hará...
Así que basta de lloriqueos; que sí, que vale, que tengo derecho a mi pataleta y ya la he tenido, pero ahora es momento de coger el toro por los cuernos y tirar "pa'lante". Lo bueno de estar mal es que llega un momento en el que tocas fondo, y es en ese momento cuando tienes que estirar un poco más la pierna para tocar el suelo con fuerza...para coger impulso y tirar para arriba.
Que las cosas van mal en el curro, que no cobro desde hace no sé cuánto, que pierdo las mañanas aquí sentada en la oficina sin nada que hacer...Pues mala suerte. Es lo que hay y es lo que toca. Afortunadamente no necesito mi sueldo para vivir, así que ya basta de quejarse. Que sí, que me jode estar así porque adoro tener mi independencia económica y no tener que tirar de la cuenta de los ahorros, pero no pasa nada porque no me falta de nada; ni a mí, ni a mi familia, así que no tengo derecho a estar como he estado, sintiéndome desgraciada y miserable. Que por falta de fondos propios se me ha fastidiado una escapada a London con las niñas, pues me jorobo y me aguanto, y otra vez será, que Londres estará ahí para cuando yo pueda ir.
Es cierto que el tema del trabajo me ha generado mucha, muchísima ansiedad, pero ya; es trabajo, sólo trabajo.
Me he hecho una analítica, y estoy bien, ¿Por qué pierdo peso? Pues no sé, pero todos los marcadores están correctos, así que a otra cosa.
Ea, que ya vale.

6 comentarios:

florci dijo...

ya sabía yo que tarde o temprano te vendrías arriba, has tenido un bajón, pero de nuevo estás cogiendo impulso para seguir, eres una luchadora neni, no me cabe duda.

Esta época es así, la puta crisis que nos tiene jorobados a todos, pero tenemos suerte de que al menos, no nos falta para comer, que es lo importante, y bueno, los viajes, o cualquier capricho que quieras pues con el tiempo lo conseguiras, nos toca apechugar tia, qué remedio, lo importante esque te encuentres motivada y con ganas de seguir para adelante con lo que sea. Lo que tenga que venir para disfrutar, pues ya se presentará la oportunidad para poder hacerlo más adelante.

Yo confío en ello, porque ahora me ha dado el gusanillo de ver sitios, coger el coche y yo que se, ver lo que sea, moverme, dejarme de quedarme siempre en el mismo sitio, viendo pasar la vida.

Nosotros somos los de viajar con mochila y bocadillo de tortilla, y así vamos a intentar seguir viendo cosillas. Lo que se pueda, claro.

En fin, que nena, oyes, que me alegra que de nuevo estés pataleando pero con la vida, no con la tristeza, que tenemos unos peques que nos necesitan al 100%

Un besazo enorme guapi, por cierto, estoy deseando leer nuevas recetas tuyas!!!! ainsss que necesito ideas, por favor que soy una patata cocinando!!!!!

Ima dijo...

Esta es mi Nur!!!

BS

Cruela dijo...

Trabajar sin cobrar tiene que ser horrible pero es cierto es un trabajo y tu salud y bien estar están por encima
Besos

Belén dijo...

Me parece la opción más acertada, el intentar ver siempre lo más positivo...

Besicos

aunqueyonoescriba dijo...

un beso (perdona que llegue tan tarde... me alegro mil de verte con fuerzas y energía!)

Tam dijo...

Bueno hija tenías tu derecho al pataleo, qué cojones. A nadie le mola trabajar por amor al arte y cobrar es muy importante, pero bueno, está claro que hay cosas peores y tal y que cual.. y que tienes varios motivos para disfrutar la vida y sentir que merece la pena andar con una sonrisa.

Y esque eres guapa, estilosa, delgada, tienes un hijo precioso, estás casada no como otras que no nos casamos ni pa atrás, ¿Que mas quieres maja? Si hasta la falda de cuero te sienta que lo flipas con lo mal que me queda a mí el vestido, que me hace arrugas.

besos nena